Escucha Radio Quelite en vivo

    sábado, 14 de septiembre de 2013

    Chava Flores y los ficticios tamales de Bruñilda.


    Estimable radioescucha, no existe fonoteca de música popular mexicana que presuma de estar completa, sin la presencia al menos de un fonograma que contenga las composiciones del genial Salvador Flores Rivera. Sencillamente dicha colección fonográfica no podría aspirar a ser perfecta o exhaustiva. El cronista musical del México urbano nos regaló singulares melodías en las que retrató con humor despierto y desbordante imaginación, la idiosincrasia, virtudes, debilidades y defectos del pueblo mexicano. Chava Flores fue un hombre del pueblo que en su juventud desempeñó distintos oficios y empleos, desde mensajero, hasta repartidor, pasando por cobrador, ferretero, comerciante, sastre, etcétera. Aunque nació en el barrio de La Merced, deambuló por distintos rumbos de la capital como Peralvillo, Santa María La Ribera, La Romita, San Rafael, Coyoacán, Hipódromo Condesa, Santa María La Redonda y tantos otros sitios emblemáticos de la capital. Todo ello le permitió observar y conocer de primera mano las tristezas, alegrías, el modo de ser y el lenguaje característico del pueblo. Según sus propias palabras, en entrevista con Guillermo Ochoa,  Chava Flores  primero se ganó el sustento acarreando bultos y cobrando cuentas. En 1943 logró titularse como contador, luego de estudiar en una escuela asociada a la tienda High Life. Más tarde el compositor festivo de México tomó la iniciativa estableciendo su propia tienda de camisas y artículos para caballero, en las calles de Madero en la ciudad de México, pero sin buenos resultados. También emprendió la labor de llevar carne a las carnicerías, pues había comprado un camión para ese propósito. Al principio le fue bien en esa actividad, pero después vino una temporada de escasez de carne y de nuevo se vino a pique el negocio. También en los años 40s del siglo XX estableció una tlapalería, pero al poco tiempo sobrevino el fracaso. Luego emprendió la tarea de editar el álbum de oro de la canción, logrando publicar cuatro tomos sin repetir una sola canción. Cada álbum incluía letras de canciones, breves semblanzas de los compositores e intérpretes mexicanos, así como algunas entrevistas que el propio  Chava Flores  realizaba a distintos autores en el café de la XEW. La publicación no contenía publicidad en las páginas, por lo que no había patrocinio alguno de compañías o empresas. Poco mas tarde el precio del papel aumentó y la impresión de los álbumes resultó imposible de seguir sufragando sin soporte de patrocinadores. Ya para entonces, el cronista festivo de la Ciudad de México había quedado fascinado con el mundo del espectáculo, por lo que decidió continuar por ese camino, ahora como compositor. Aunque sus amigos rieron de buena gana cuando se enteraron del propósito de nuestro personaje, éste no cejó en su empeño.

    Desde niño, a Chava Flores le gustaba escribir jocosas "calaveritas" o "panteones" en época de día de muertos, así como versos en broma y cartas breves pero divertidas, narrando incidentes o anécdotas de sus familiares. Algunas personas en la actualidad siguen pensando que Chava Flores en la vida cotidiana era una persona seria y malhumorada, solo porque su semblante así lo describía. Él, en cambio, respondía diciendo: "dicen que soy serio pero no es cierto, lo que pasa es que soy jetón". Por cierto, que ésta palabra propia del lenguaje coloquial mexicano, no describía en un principio a una persona floja, dormida o que está a punto de entregarse a los brazos de Morfeo, como suponen muchos mileniales. "Jetón" fue usada durante varias décadas para describir a una persona malhumorada, seria o enojada. Sin embargo, como sucede con muchas palabras, el significado fue distorsionado por las nuevas generaciones con el paso de los años. Pero regresando al hilo de nuestra historia, en el invierno de 1951, Salvador Flores compuso su primera canción, a la que llamó "Dos horas de balazos". La pieza fue grabada el 11 de enero de 1952, siendo el Dueto Monterrey el primero en plasmarla en disco de pasta quebradiza, a 78 revoluciones por minuto. La melodía tuvo un gran éxito en la radio, resultando poco común que la primera canción de un compositor obtuviera la aceptación unánime del pueblo. Poco después, las canciones de Chava Flores fueron grabadas también por Fernando Rosas, Los Hermanos Reyes, Viruta y Chamula, entre otros. Chava Flores recordaba que el último en grabar sus composiciones era Pedro Infante. No obstante, el carpintero de Mazatlán terminaba haciendo de cada canción un disco que rompía marcas de ventas. Esto sucedió por ejemplo con los temas La Tertulia y con Peso Sobre Peso, ésta última también conocida como La Bartola. En ambos casos, Pedro Infante logró versiones que pueden ser consideradas como las definitivas. Desde entonces la chispa creativa de Chava Flores brilló con intensidad y para muestra basta citar temas memorables como, La Interesada, Llegaron los gorrones, La boda de vecindad, El gato viudo, Los quince años de Espergencia, El retrato de Manuela, entre muchas otras. Con frecuencia las personas le preguntaban al laureado compositor cuál era la formula o el secreto para plasmar en tan ocurrentes melodías sus vivencias cotidianas. Chava Flores solía responder que en realidad tomaba fragmentos de sucesos que había experimentado aquí y allá, en diferentes tiempos y lugares, para después ensamblar con ellos una historia completa, llena de humor y sabiduría urbana. En su apogeo, el recordado compositor de Sábado Distrito Federal  también tuvo algunas participaciones en el cine, iniciando en 1955 con Mi influyente mujer, a la que siguieron cintas como La esquina de mi barrio, El correo del norte, La máscara de la muerte, A qué le tiras cuando sueñas mexicano y otras más. En 1957 tuvo lugar un encuentro cinematográfico de antología, cuando Chava Flores protagonizó junto a Germán Valdés 'Tin Tan', la película Rebelde sin casa, dirigida por Benito Alazraki. Pocos saben que Chava Flores  compuso varias canciones exclusivamente para películas. Prueba de ello es la cinta filmada en 1971, dirigida por Gilberto Martínez Solares y titulada "Chanoc Contra El Tigre Y El Vampiro", en dónde a pesar de su desgastada vitalidad, Germán Valdés interpreta la canción Quién dijo miedo, en un panteón donde las tumbas de utilería se sacuden al compás de un lugubre órgano eclesiástico. Entre los fans aún hay debates acerca de la influencia que bandas de rock como The Doors o The Animals debieron ejercer en la música de esta canción. Grande es su sorpresa cuando se enteran que en realidad la pieza fue escrita por Salvador Flores Rivera, quién se dio el gusto de componer esta extraña e inusual melodía para su gran amigo "El Pachuco de oro". Los arreglos musicales fueron hechos por el maestro Manuel Esperón. Tres íconos de la cultura popular mexicana unieron fuerzas para lograr uno de los momentos musicales más extravagantes y rocambolescos de la cinematografía nacional. Quien dijo miedo de hecho fue la última canción que interpreto Germán Valdés en el cine, así como la última que Chava Flores  compuso para una película. Años más tarde, el autor de Ingrata Pérjida también se dio tiempo para escribir poesía, que publicó en un libro titulado "Motivaciones para la locura".

    Luego de experimentar las amarguras y sin sabores de lidiar con compañías discográficas abusivas, decidió crear su propia empresa Ageleste, para difundir su música y sus textos. En su libro "Relatos de mi barrio", publicado en 1972, Chava Flores nos ofreció divertidas anécdotas de su vida, con el estilo ameno y humorístico que le caracterizaba, dejando testimonio entre otras cosas, de la forma en que editoras de música y compañías grabadoras suelen estafar a los compositores de México. En una parte del libro, a manera de diario personal, señala lo siguiente: "Hoy me entregaron mi primera liquidación en la editora. He puesto el grito en el cielo. ¿Dónde están los dos millones de discos que debieron haberse vendido el primer trimestre? (Porque ése es el que me liquidan). ¿Dónde están mis 120 mil pesos que ahora deberían ser 200 mil puesto que cobraron más por mis regalías?¿Por qué solamente me liquidan 1400 pesos de todas mis grabaciones hasta esa fecha, si a mí me dijeron que de una sola se habían vendido 30 mil discos en unas semanas?...Delante de mí le explico mi queja (al contador de la editora de música) y éste, haciendo como si fuera la primera vez que la oyera, se puso a gritar autoritario y molesto por lo que estaba sucediendo, ordenando se trajera la tarjeta que desglosaba la venta de mis discos y demostrándome, al mismo tiempo, su mala calidad como actor...Regresó la seño y puso en sus manos una tarjeta que él recibió ya con cara de asombro que de inmediato pasó al enojo pues, casi sin verla, me la extendió lanzándome una mirada que me decía: "Mire, estúpido, y para otra vez no venga a reclamar sandeces"...Una tarjetita hecha a la carrera era suficiente para demostrarme que yo era un estúpido y que ya no había nada que discutir. Al salir, con la cola entre las piernas, imploré: "¿Por qué, Señor, todavía no me enseñas a decir groserías? ¿Por qué he de ser siempre el único insultado?". Durante décadas una gran cantidad de artistas grabó las canciones de Chava Flores, por lo que es injustificable e imperdonable que la editora de música PHAM se haya beneficiado económicamente con la obra del recordado compositor, otorgándole a éste porcentajes de ganancia miserables.

    Chava Flores llegó a decir en una ocasión que la musa inspiración podía visitarlo repentinamente, mientras conversaba con alguien, mientras dormía o en pleno desayuno. Cuando una buena idea llegaba a su mente, interrumpía lo que estaba haciendo y se ponía a escribir en un cuaderno, en una servilleta o en lo que tuviera a la mano. A veces, su propósito era componer una melodía acerca de la situación actual del país, pero terminaba componiendo una canción acerca de un tema muy distinto. Así de caprichosa era la musa inspiración. El cronista festivo de México también afirmaba que aunque tuviera muchos temas acerca de los cuales escribir, no siempre lograba plasmar por escrito esas ideas. A pesar de eso, logró anotar a su cuenta un formidable compendio de canciones que describen con fidelidad como son, como actúan y como piensan muchos mexicanos. Basta citar piezas memorables como Boda de vecindad (1952), El gato viudo (1952), Pobre Tom (1952), Llegaron los gorrones (1953), Cerró sus ojitos Cleto (1955), El retrato de Manuela (1955), Los quince años de Espergencia (1956), El bautizo de Cheto (1957), La esquina de mi barrio (1957), No es justu (1958), Sábado Distrito Federal (1959), Ahí viene el tren (1964), La casa de la Lupe (1965), ¿A qué le tiras cuando sueñas? (1969), Mi linda vecindad (1972), Vino la reforma (1975), En México (1976) y muchas otras más. El añorado compositor mexicano también interpretó sus propias canciones, grabándolas en diferentes sellos discográficos, a veces acompañado por un modesto conjunto musical, una pequeña orquesta o un mariachi. Sin embargo, si lo que usted desea es encontrar dentro de ese formidable legado musical una tonada llamada Los tamales de Bruñilda, su búsqueda será en vano. Y es que mucha gente, incluyendo periodistas, biógrafos e investigadores serios de la música popular mexicana, han afirmado equivocadamente, que la primera composición de Chava Flores fue dedicada a la hacendosa Bruñilda y a las bondades de aquél alimento tradicional que ella había adquirido en el puesto ambulante más cercano a su domicilio. La confusión proviene del libro autobiográfico ya mencionado; el capitulo 2 intitulado "Tribulaciones de un compositor (del diario de uno, dizque festivo)", es una especie de diario personal en donde el autor va contando sus aventuras y peripecias comenzando a partir del año 1951. En esa parte de la obra literaria el escritor consigna hechos reales, veraces, con su acostumbrado humor despierto e hilarante, pero cambiando los nombres de personajes, protagonistas y títulos de canciones, por nombres y títulos imaginarios. Posiblemente para evitar algún futuro litigio, reclamación o demanda, el autor eligió citar sellos disqueros inexistentes como "La Palermo", así como a cantantes imaginarios como "Los Hermanos Brothers", "Paco Rer", y "Chuchita La Polveada", adjudicándoles el mérito de ser los primeros interpretes de piezas musicales también ficticias, como "Apágate la luz que ya es muy tarde", "Me muero de hambre pero de ti me acuerdo" y la tan buscada "Los tamales de Bruñilda". Es extraño, carente de rigor y profesionalismo, que algunos escritores en páginas web, periódicos, revistas y reseñas de discos, no hayan advertido el sentido figurado del libro, cayendo en el craso error y de paso desinformando al público. Hasta instituciones como la Fonoteca Nacional, la cual resguarda el patrimonio sonoro del país y que tiene la responsabilidad de difundir información bien documentada e investigada, desinforma en twitter al público, afirmando equivocadamente y a la menor provocación, que la primera canción compuesta por Salvador Flores fue "Los tamales de Bruñilda"

    El primero en reír de buena gana, al saber que su libro y la canción ficticia han causado tal confusión, sería el mismísimo Chava Flores. No así la editora PHAM, que decepcionada, tal vez hasta nuestros días siga buscando con avaricia y ambición, la mítica melodía dentro de su catálogo, sin comprender que en realidad también ha sido victima del engaño, dando por cierta una leyenda a todas luces urbana. Pero regresando al legado fonográfico del compositor festivo de México, un aspecto sobresaliente de su extensa obra musical consiste en que al autor de las composiciones sólo le bastan dos o tres minutos (que es lo que dura cada pieza musical), para hacer una atinada descripción de escenas que acontecen en la vida diaria de los capitalinos, narradas en forma jocosa y amena. En entrevista con la periodista Cristina Pacheco, el compositor de La Tertulia declaró que en ese sentido, él y Gabriel Vargas, creador de La Familia Burrón, "caminaban por la misma banqueta". Añadió que sus canciones no eran de protesta; su objetivo nunca fue dar consejos a la gente acerca de como conducirse en la vida, ni dar lecciones moralistas, así como tampoco sermonear con moralejas aleccionadoras. No obstante, nos alertó acerca del camino que lleva a la infelicidad, el cual descubrió tras muchos años de experiencia: éste consiste en desear y obtener lo que no ha sido ganado con esfuerzo propio. Este concepto sigue vigente y es verdadero, en un momento en que la gente en México se está mal acostumbrando a desear cosas sin esforzarse por ellas, arrebatando, robando, engañando, saqueando sin escrúpulos. Chava Flores agregó además: "Ya que uno obtiene lo que en realidad merece, siempre trata uno de obtener más". Esa ambición desmedida también es ruta segura que conduce a la infelicidad. El añorado compositor mexicano también hizo hincapié en la importancia de ser íntegro y honesto consigo mismo y con los demás: "cuando uno ha logrado algo ya, ese algo debió ser ganado de manera legítima, fruto del esfuerzo". Acerca de éste último punto, Chava Flores aclaró: "Yo no me sentiría satisfecho, dando a mi mujer o a mis hijos algo que perteneciera a otros. algo que yo de alguna forma le hubiera arrebatado a otros. Si yo fuera comerciante y robara a la gente, yo no me sentiría contento dándole el fruto de ese robo a mis hijos". Antes de despedirse de la vida pública y retirarse a la ciudad de Morelia, el compositor de Mi México de ayer declaró lo siguiente: "ahora soy una persona centrada que sé dónde está la vida, cuales son mis alcances, a donde voy, a donde no puedo ir". Aunque el 5 de agosto de 1987 Salvador Flores Rivera nos abandonó para cantar en más verdes praderas y en cielos más espaciosos, afortunadamente sus ingeniosas creaciones musicales quedaron plasmadas en diferentes discos LP que son parte fundamental en la programación musical de Radio Quelite, única emisora que resistiendo el embate de malignas ambiciones, encontrará la manera de seguir transmitiendo las formidables melodías del inolvidable "Compositor festivo de México". ¡Un saludo afectuoso!

    Copyright © Andrés Lang

    Discografía básica de Chava Flores en discos elepé y discos compacto (CD):
    Canciones Cómicas Mexicanas / ACP-842
    Portada del disco Acción-842
    Contraportada del disco Acción-842
    Artista: Salvador Flores con el Mariachi Azteca
    Discográfica: Acción
    # Catálogo: ACP-842
    Formato: Disco de vinilo 33 rpm
    Tamaño: 12 pulgadas
    Audio: Monofónico
    Fecha de lanzamiento: 196?
    País: México
    Canciones del disco:
    1A) Peso sobre peso (La Bartola)
    2A) La Interesada
    3A) Sábado Distrito Federal
    4A) Llegaron Los Gorrones
    5A) Boda De Vecindad
    6A) El Gato Viudo
    7B) La Tertulia
    8B) Los Quince Años De Espergencia
    9B) Cerró Sus Ojitos Cleto
    10B) El Retrato De Manuela
    11B) Ingrata Pérjida
    12B) Dos Horas De Balazos
    De buen humor, con las canciones y la voz de Chava Flores / CAMS-894
    Portada del disco RCA Camden CAMS-894
    Contraportada del disco RCA Camden CAMS-894
    Artista: Salvador Flores con el Mariachi de Atenguillo
    Discográfica: RCA Camden
    # Catálogo: CAMS-894
    Formato: Disco de vinilo 33 rpm
    Tamaño: 12 pulgadas
    Audio: Estereofónico
    Fecha de lanzamiento: 1977
    País: México
    Canciones del disco:
    1A) Sábado D.F.
    2A) Mi Amigo Nacho
    3A) Peso Sobre Peso
    4A) La Presentación
    5A) La interesada
    6B) La Chilindrina
    7B) Pobre Tom
    8B) Los Pulques De Apan
    9B) El Pichicuas
    10B) El Bautizo De Cheto
    Mi Pueblo. Chava Flores Y Sus Canciones / LP-A1-D1
    Portada del disco LP-A1-D1
    Contraportada del disco LP-A1-D1
    Artista: Salvador Flores Rivera
    Discográfica: Ageleste
    # Catálogo: LP-A1-D1
    Formato: Disco de vinilo 33 rpm
    Tamaño: 12 pulgadas
    Audio: Estereofónico
    Fecha de lanzamiento: 198?
    País: México
    Canciones del disco:
    1A) Sábado D.F.
    2A) No Es "Justu"
    3A) Vino La Reforma
    4A) Voy En El Metro
    5A) Marthita La Piadosa
    6B) Vámonos Al Parque Céfira
    7B) Ahí Viene El Tren
    8B) El Guardavía De La Vía
    9B) ¿A Qué Le Tiras Cuando Sueñas?
    10B) En México
    Mi Barrio. Chava Flores Y Sus Canciones / LP-AI-D2
    Portada del disco Ageleste LP-AI-D2
    Contraportada del disco Ageleste LP-AI-D2
    Artista: Salvador Flores Rivera
    Discográfica: Ageleste
    # Catálogo: LP-AI-D2
    Formato: Disco de vinilo 33 rpm
    Tamaño: 12 pulgadas
    Audio: Monofónico
    Fecha de lanzamiento: 198?
    País: México
    Canciones del disco:
    1A) La Esquina De Mi Barrio
    2A) El Crimen del Expreso
    3A) Los Pulques De Apan
    4A) Pobre Tom
    5A) La Casa De La Lupe
    6B) El Retrato De Manuela
    7B) Apolonia La Bonita
    8B) El Apartamiento
    9B) La Jardinera De La Paletería
    10B) Hogar, Dulce Hogar
    Canciones Cómicas de Chava Flores con La Miel / APC-1019
    Portada del disco ACP-1019
    Contraportada del disco ACP-1019
    Artista: Grupo La Miel
    Discográfica: Acción
    # Catálogo: ACP-1019
    Formato: Disco de vinilo 33 rpm
    Tamaño: 12 pulgadas
    Audio: Estereofónico
    Fecha de lanzamiento: 196?
    País: México
    Canciones del disco:
    1A) A Que Le Tiras Mexicano
    2A) Tomando Thé
    3A) El Chorro De Voz
    4A) Las Otras Mañanitas
    5A) Voy En El Metro
    6B) Tú Lo serás
    7B) La Presentación
    8B) Yo Soy La Criada
    9B) No Es Justo
    10B) Un Pacto
    El Buen Humor De Chava Flores / CAMS-1018
    Portada del disco CAMS-1018
    Contraportada del disco CAMS-1018
    Artista: Fernando Rosas
    Discográfica: RCA Camden
    # Catálogo: CAMS-1018
    Formato: Disco de vinilo 33 rpm
    Tamaño: 12 pulgadas
    Audio: Monofónico
    Fecha de lanzamiento: 198?
    País: México
    Canciones del disco:
    1A) Las Otras Mañanitas
    2A) La Tertulia
    3A) Cuento De Hadas
    4A) Lágrimas De Josefina
    5A) Llegaron Los Gorrones
    6B) El Crimen Del Expreso
    7B) El Gato Viudo
    8B) Pobre Don
    9B) Tú Lo Serás
    10B) Dos Horas De Balazos

    0 comentarios:

    Publicar un comentario