sábado, 14 de septiembre de 2013

Chava Flores y los ficticios tamales de Bruñilda.


Estimable radioescucha, ‪cada disco cuenta una historia, pero el que hoy nos ocupa tiene la peculiaridad de contar 12 historias: una por cada pieza musical grabada en los surcos del meritorio acetato. No existe fonoteca de música popular mexicana que presuma de estar completa, sin la presencia al menos de un fonograma que contenga las composiciones del genial Salvador Flores Rivera. Sencillamente dicha colección fonográfica no podría aspirar a ser perfecta o exhaustiva. El cronista musical del México urbano nos regaló singulares melodías en las que retrató con humor despierto y desbordante imaginación, la idiosincrasia, virtudes, debilidades y defectos del pueblo mexicano. Chava Flores fue un hombre del pueblo que en su juventud desempeñó distintos oficios y empleos, desde mensajero, hasta repartidor, pasando por cobrador, ferretero, comerciante, sastre, etcétera. Aunque nació en el barrio de La Merced, deambuló por distintos rumbos de la capital como Peralvillo, Santa María La Ribera, La Romita, San Rafael, Coyoacán, Hipódromo Condesa, Santa María La Redonda y tantos otros sitios emblemáticos de la capital. Todo ello le permitió observar y conocer de primera mano las tristezas, alegrías, el modo de ser y el lenguaje característico del pueblo. Mientras trabajaba en una imprenta editando el 'Album de oro de la canción', tuvo la idea de ser compositor. Aunque sus amigos rieron de buena gana cuando se enteraron del propósito de nuestro personaje, éste no cejó en su empeño. En el invierno de 1951 compuso la canción "Dos horas de balazos" que fue un gran éxito en la radio al año siguiente. Desde entonces la chispa creativa de éste gran artista brilló con intensidad y para muestra basta citar temas memorables que forman parte del vinilo llamado Canciones cómicas mexicanas, publicado bajo el sello discográfico Acción (ACP-842), en 1976. Por ejemplo, Peso sobre peso (La Bartola), La Interesada, Llegaron los gorrones, La boda de vecindad, El gato viudo, Los quince años de Espergencia, 'El retrato de Manuela', entre muchas otras. Con frecuencia las personas le preguntaban al laureado compositor cuál era la formula o el secreto para plasmar en tan ocurrentes melodías sus vivencias cotidianas. Chava Flores solía responder que en realidad tomaba fragmentos de sucesos que había experimentado aquí y allá, en diferentes tiempos y lugares, para después ensamblar con ellos una historia completa, llena de humor y sabiduría urbana. En su apogeo, el recordado compositor de Sábado Distrito Federal  también tuvo algunas participaciones en el cine, iniciando en 1955 con Mi influyente mujer, a la que siguieron cintas como La esquina de mi barrio, El correo del norte, La máscara de la muerte, A qué le tiras cuando sueñas mexicano y otras más. En 1957 tuvo lugar un encuentro cinematográfico de antología, cuando Chava Flores protagonizó junto a Germán Valdés 'Tin Tan', la película Rebelde sin casa, dirigida por Benito Alazraki. Años más tarde, el autor de Ingrata Pérjida también se dio tiempo para escribir poesía, que publicó en un libro titulado "Motivaciones para la locura".

Luego de experimentar las amarguras y sin sabores de lidiar con compañías discográficas abusivas, decidió crear su propia empresa Ageleste, para difundir su música y sus textos. En su libro "Relatos de mi barrio", publicado en 1972, Chava Flores nos ofreció divertidas anécdotas de su vida, con el estilo ameno y humorístico que le caracterizaba, dejando testimonio entre otras cosas, de la forma en que editoras de música y compañías grabadoras suelen estafar a los compositores de México. En una parte del libro, a manera de diario personal, señala lo siguiente: "Hoy me entregaron mi primera liquidación en la editora. He puesto el grito en el cielo. ¿Dónde están los dos millones de discos que debieron haberse vendido el primer trimestre? (Porque ése es el que me liquidan). ¿Dónde están mis 120 mil pesos que ahora deberían ser 200 mil puesto que cobraron más por mis regalías?¿Por qué solamente me liquidan 1400 pesos de todas mis grabaciones hasta esa fecha, si a mí me dijeron que de una sola se habían vendido 30 mil discos en unas semanas?...Delante de mí le explico mi queja (al contador de la editora de música) y éste, haciendo como si fuera la primera vez que la oyera, se puso a gritar autoritario y molesto por lo que estaba sucediendo, ordenando se trajera la tarjeta que desglosaba la venta de mis discos y demostrándome, al mismo tiempo, su mala calidad como actor...Regresó la seño y puso en sus manos una tarjeta que él recibió ya con cara de asombro que de inmediato pasó al enojo pues, casi sin verla, me la extendió lanzándome una mirada que me decía: "Mire, estúpido, y para otra vez no venga a reclamar sandeces"...Una tarjetita hecha a la carrera era suficiente para demostrarme que yo era un estúpido y que ya no había nada que discutir. Al salir, con la cola entre las piernas, imploré: "¿Por qué, Señor, todavía no me enseñas a decir groserías? ¿Por qué he de ser siempre el único insultado?". Durante décadas una gran cantidad de artistas grabó las canciones de Chava Flores, por lo que es injustificable e imperdonable que la editora de música PHAM se haya beneficiado económicamente con la obra del recordado compositor, otorgándole a éste porcentajes de ganancia miserables.

El disco elepé que ahora nos ocupa contiene doce melodías del añorado compositor, en donde el magnifico acompañamiento musical corre a cargo del Mariachi Azteca, redondeando así un testimonio sonoro de inmejorable sabor mexicano. Sin embargo, si lo que usted desea es encontrar ahí una tonada llamada Los tamales de Bruñilda, su búsqueda será en vano. Y es que mucha gente, incluyendo periodistas, biógrafos e investigadores serios de la música popular mexicana, han afirmado equivocadamente, que la primera composición de Chava Flores fue dedicada a la hacendosa Bruñilda y a las bondades de aquél alimento tradicional que ella había adquirido en el puesto ambulante más cercano a su domicilio. La confusión proviene del libro autobiográfico ya mencionado; el capitulo 2 intitulado "Tribulaciones de un compositor (del diario de uno, dizque festivo)", es una especie de diario personal en donde el autor va contando sus aventuras y peripecias comenzando a partir del año 1951. En esa parte de la obra literaria el escritor consigna hechos reales, veraces, con su acostumbrado humor despierto e hilarante, pero cambiando los nombres de personajes, protagonistas y títulos de canciones, por nombres y títulos imaginarios. Posiblemente para evitar algún futuro litigio, reclamación o demanda, el autor eligió citar sellos disqueros inexistentes como "La Palermo", así como a cantantes imaginarios como "Los Hermanos Brothers", "Paco Rer", y "Chuchita La Polveada", adjudicándoles el mérito de ser los primeros interpretes de piezas musicales también ficticias, como "Apágate la luz que ya es muy tarde", "Me muero de hambre pero de ti me acuerdo" y la tan buscada "Los tamales de Bruñilda". Es extraño, carente de rigor y profesionalismo, que algunos escritores en páginas web, periódicos, revistas y reseñas de discos, no hayan advertido el sentido figurado del libro, cayendo en el craso error y de paso desinformando al público. Hasta instituciones como la Fonoteca Nacional, la cual resguarda el patrimonio sonoro del país y que tiene la responsabilidad de difundir información bien documentada e investigada, desinforma en twitter al público, afirmando equivocadamente y a la menor provocación, que la primera canción compuesta por Salvador Flores fue "Los tamales de Bruñilda"

El primero en reír de buena gana, al saber que su libro y la canción ficticia han causado tal confusión, sería el mismísimo Chava Flores No así la editora PHAM, que decepcionada, tal vez hasta nuestros días siga buscando la mítica melodía con desesperada ambición dentro de su catálogo, sin comprender que en realidad también ha sido victima del engaño, dando por cierta una leyenda a todas luces urbana. Pero regresando al fonograma que ahora nos ocupa, un aspecto sobresaliente del disco "Canciones cómicas mexicanas", consiste en que al autor de las composiciones sólo le bastan dos o tres minutos (que es lo que dura cada pieza musical), para hacer una atinada descripción de escenas que acontecen en la vida diaria de los capitalinos, narradas en forma jocosa y amena. En entrevista con la periodista Cristina Pacheco, el compositor de La Tertulia declaró que en ese sentido, él y Gabriel Vargas, creador de La Familia Burrón, "caminaban por la misma banqueta". Añadió que sus canciones no eran de protesta; su objetivo nunca fue dar consejos a la gente acerca de como conducirse en la vida, ni dar lecciones moralistas, así como tampoco sermonear con moralejas aleccionadoras. Aunque el 5 de agosto de 1987 Salvador Flores Rivera nos abandonó para cantar en más verdes praderas y en cielos más espaciosos, afortunadamente sus ingeniosas creaciones musicales quedaron plasmadas en el álbum "Canciones cómicas mexicanas" y son parte fundamental en la programación musical de Radio Quelite, única emisora que resistiendo el embate de malignas ambiciones, continúa transmitiendo las formidables melodías del inolvidable "Compositor festivo de México". ¡Un saludo afectuoso!
Copyright © Andrés Lang

Ficha técnica del disco Canciones cómicas mexicanas
Cara A del disco ACP-842
Cara B del disco ACP-842
Título del disco: Canciones cómicas mexicanas
Artista: Salvador Flores Rivera
Formato: Disco de larga duración 33 1/3 rpm
Audio: Estéreo
Duración del disco: 28 min.
Fecha de lanzamiento: 1976
País: México
Estado: Ciudad de México
Sello disquero: Acción (ACP-842)
Género: Música Popular Mexicana
Estilo: Ranchera
Posición en lista de éxitos: N/A
Canciones del disco
# Título de la canción Autor Intérprete Duración
1A Peso sobre peso (La Bartola) Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 1:53
2A La Interesada Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 2:10
3A Sábado Distrito Federal Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 2:44
4A Llegaron Los Gorrones Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 2:19
5A La Boda de Vecindad Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 2:14
6A El Gato Viudo Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 2:11
1B La Tertulia Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 3:02
2B Los 15 Años de Espergencia Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 2:46
3B Cerró Sus Ojitos Cleto Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 3:07
4B El Retrato de Manuela Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 2:20
5B Ingrata Pérjida Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 2:39
6B Dos Horas De Balazos Salvador Flores Rivera Salvador Flores Rivera 3:20
Artistas participantes.
Salvador Flores Rivera – Voz
Mariachi Azteca – Acompañamiento musical

Créditos del disco.
Productor – No consta en los créditos del disco.
Ingeniero de grabación - No consta en los créditos del disco.

0 comentarios:

Publicar un comentario