domingo, 16 de diciembre de 2012

Anécdota de Jorge Negrete filmando Canaima

Anécdota de Jorge Negrete filmando la película "Canaima"
Estimada(o) radioescucha: escucha canciones de Jorge Negrete en Radio Quelite, la voz musical de México. La siguiente anécdota fue publicada en la revista México-Cinema en abril de 1955, y citada en el libro "Jorge Negrete ", publicado por editorial Diana y escrito por Diana Negrete.



Don José Pierson, respetable maestro de canto que a través de los años de su larga carrera tuvo contacto con grandes personalidades del mundo de la farándula, rompió su silencio de años para dar a conocer a los diarios una declaración sensacional. Jorge Negrete pudo haber sido el mejor tenor dramático en el género operístico en la historia de los grandes cantantes mexicanos. Según confiesa el propio Pierson, la voz de Jorge era verdaderamente extraordinaria que no podia apreciarse en toda su magnitud y belleza cuando interpretaba canciones populares. Una pequeña muestra del timbre y la calidad de su voz, la tenemos en su incomparable creación de "Perjura" que jamás nadie ha podido igualar, mucho menos superar.
El profesor Pierson es ampliamente conocido en el medio artístico como "el forjador de estrellas"; entre sus cientos de alumnos podemos citar a cantantes de la talla de Pedro Vargas, Juanito Arvizu, José Mojica, Pina Carrillo, Ramón Viñay, Fanny Anitúa, Roberto Silva, Alfonso Ortiz Tirado, Tito Guízar, Emilio Tuero, Paco Tortolero, José Morán, Joaquín Alvarez, Hugo Avendaño, Mario Talavera, Mercedes Caraza y muchísimos otros que dieron fama al canto en el mundo. Jorge Negrete fue uno de los más queridos alumnos del venerable maestro, no sólo por sus extraordinarias facultades como cantante, sino también pos su calidad humana. Jorge Negrete fue un hombre valioso en todos los momentos y aspectos de su vida. Frecuentaba la casa de su maestro, con lo que provocaba tumultos de admiradores en todo el vecindario, y la policía tenía que intervenir en algunas ocasiones para rescatar al gran artista de sus fieles seguidores.
Jorge Negrete no descuidó ni un solo instante la educación de su voz. Tarde con tarde, en el estudio de su maestro o en su misma casa, Jorge vocalizaba para mantener siempre su voz en óptimas condiciones; una de las anécdotas que el maestro recuerda es la siguiente: Cuando Jorge filmaba en 1945 la película "Canaima", el profesor fue llamado urgentemente para ir hasta donde Jorge se encontraba, enterándose por el propio Jorge, que su voz habia desaparecido. Abatido, se encontraba profundamente desesperado. Durante los descansos de la filmación había tratado en vano de ensayar y cantar, más ni un leve sonido era emitido por sus cuerdas... Dice el refrán que más vale el diablo por viejo...que por diablo. El maestro aguardó pacientemente a que Jorge le relatara " su desventura" y le ordenó que de inmediato bebiera un poco de coñac tibio, tratando de emitir un Do sobre agudo. Jorge obedeció nervioso y la nota brotó limpia, clara, hermosa; así terminó la dificultad, recobrando Jorge la confianza; siguió cantando como sólo él sabía hacerlo.

1 comentario: