domingo, 23 de mayo de 2010

Recuerdos, variedades y calambrinas.


El punto es que si de hacer reir se trataba, "Los Polivoces" eran expertos. Dueños de un ingenio punzante y un humor inteligente y creativo, la explosiva pareja formada por Enrique Cuenca y Eduardo Manzano cautivó a la niñez mexicana de mediados de los años 60s y principios de los 70s. Nadie mejor que ellos captó en cine y televisión la flaquezas, debilidades e idiosincracia de la sociedad mexicana de la época, transformándolas en divertidas e inolvidables parodias. Ni siquiera los cantantes, locutores o deportistas de la época se salvaron de su agudo y mordaz ingenio. Me acuerdo que solían hacer muy graciosas imitaciones de las voces de Pedro Vargas, Agustín Lara, Neto y Titino, Cantinflas, Adalberto Martínez "Resortes", Viruta y Capulina, "El Piporro", Chelo Silva, Bienvenido Granda, Celio González, y los cantantes de música ranchera Miguel Aceves Mejía y Francisco "Charro" Avitia entre otros. Enrique Cuenca imitaba atinadamente al boxeador Ruben Olivares "El Púas" repitiendo a cada momento que todo se lo debía a su "manager" y a la "Virgencita de Guadalupe". Pero cuando Eduardo Manzano aparecía en TV en "El Show De Los Polivoces" imitando al cantante Demis Roussos, haciendo exóticos movimientos que incluían olerse el pestilente sobaco, uno no podía hacer otra cosa que desternillarse de la risa. En un hecho inaudito durante la época en que México padecía un gobierno opresor -con la descarada complicidad de varios medios de comunicación-, "Los Polivoces" se burlaron de la acostumbrada ineficiencia policiaca en su sketch titulado "La policía siempre en vigilia".


En el cine tuvieron una participación destacada y la prueba está en que la gente aún ríe de buena gana al ver en televisión películas como "El aviso inoportuno", "Entre pobretones y ricachones", "¡Ay Madre!" e "¡Hijazo de mi vida!". Yo prefiero con mucho su última intervenciòn en el cine titulada "Somos del otro Laredo" (dirijida por Ismael Rodìguez en 1975), y en dónde hasta Victor Iturbe "El Pirulí" hace reir en su papel de mudito despistado pero de buen corazón. Es una pena que "Los Polivoces" se hayan separado en plena cúspide del éxito, cuando se adivinaba que iban a aportar más a la comicidad mexicana. Ambos tomaron caminos separados en 1976 e iniciaron sus propios proyectos individuales, aunque nunca brillaron con la intensidad y agilidad humorística que destellaron cuando trabajaron en equipo. Es lamentable que en su frustración por no lograr igualarlos, la mayoría de los cómicos mexicanos contemporáneos -piadosamente pobres en recursos y en inteligencia- recurren al doble sentido y el lenguaje altisonante, descaradamente soez, para lograr la risa fácil del condescendiente auditorio, rebajándose al nivel de auténticos albureros de barriada. Afortunadamente Radio Quelite ha restaurado y digitalizado una buena parte del material fonográfico grabado por "Los Polivoces". Sus jocosas imitaciones musicales forman parte de la programación diaria de la emisora. para que puedas reir y cantar con el humorísmo despierto, hábil e inteligente de ésta añorada pareja cómica.
Safe Creative #1005236374894

En la red circulan videos con algunas memorables actuaciones de ésta pareja cómica. Aquí comparto dos extraordinarias imitaciones. ¡Que las disfrutes!

Eduardo Manzano imitando con gracia y maestría a Juan Mendoza "El Tariácuri".

Y Enrique Cuenca no se queda atrás coon una acertada parodia de Miguel Aceves Mejía.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada