sábado, 24 de abril de 2010

La fascinante huella musical del Grillito Cantor.

Hasta donde puedo recordar, el primer disco que me regalaron mis padres fue un álbum triple con las canciones de Francisco Gabilondo Soler "Cri-Cri" -el Grillito Cantor-. En aquel entonces yo tenía unos 4 años de edad, y a mi hermano -un año mayor que yo- y a mí nos fascinaron desde el principio las ingeniosas e imaginativas historias que "Cri-Cri" nos cantaba en apenas 3 minutos de bella música. Los protagonistas de sus narraciones eran principalmente animalitos y juguetes, cuyas aventuras transcurrían al ritmo de un cha-cha-cha, un danzón, un vals, un tango o una polka. Y es que "El Guasón Del Teclado" no dudaba en utilizar una gran variedad de ritmos y sonidos para alegrarnos la vida con sus canciones y estimular nuestra infantil imaginación. Mi hermano y yo tocamos una y otra vez los discos de "Cri-Cri", y al tiempo que disfrutamos, nos compadecimos de la precaria situación económica de "La Patita" y de sus pequeños retoños. También bailamos gustosos con el "Ratón vaquero" preso por sus constantes picardías, y lloramos por el cruel abandono en que cayó "La Muñeca Fea". Con el paso del tiempo, la mayoría de las canciones de aquellos discos quedaron rayadas y desgastadas, y conforme fuimos creciendo y padecimos una extraña aunque inevitable enfermedad llamada "adolescencia", nos olvidamos de aquellas hermosas melodías.

Años más tarde, en una fría mañana de diciembre de 1990, mientras iba camino a algún lugar, alguien anunció en la radio que Francisco Gabilondo Soler había muerto. Vinieron a mi mente los gratos y felices momentos que en la infancia su música nos hizo pasar. Regresé a casa y me dí a la tarea de buscar aquellos viejos discos de vinyl, que habían quedado injustamente olvidados durante largos años en un oscuro desván. Salté de gusto cuando finalmente los encontrè y pensé que tan solo era un auténtico milagro que aquellos acetatos -cuya música echó a volar nuestra infantil imaginación a 33 revoluciones por minuto-, sobrevivieran al paso del tiempo. Las canciones de "Cri-Cri" son definitivamente mi primera influencia musical y quizá la más importante de todas. Han resistido la decisiva y rigurosa prueba del tiempo, y constituyen uno de los legados musicales más iluminantes que México haya aportado al mundo. A manera de sencillo homenaje Radio Quelite transmite las divertidas melodías de Francisco Gabilondo Soler "Cri-Cri"-con el soberbio acompañamiento de la orquesta de Chucho Ferrer-. No te sorprendas si en el "Tema De Entrada de Cr-Cri" escuchas los chasquidos y rayones de un desgastado disco de vinyl: son las antiguas huellas que dejaron dos traviesos niños, los cuales muchas veces se deleitaron con la fascinante música del Grillito Cantor.

Para saber más acerca del Grillito Cantor:
Consulta la página WEB Cri Cri.net creada por Gabriel Orozco.
También puedes visitar la página del Grillito Cantor en Wikipedia

Discografía recomendada:
Cri Cri. 100 años de música. 2a parte. Colección de Aniversario.
40 de los mejores temas del Grillito Cantor repartidos en 2 discos compacto.
Sello: BMG México (P)&(C) 2002


Safe Creative #1004256103033

2 comentarios:

  1. GRACIAS POR COMPARTIR ESTA ANECTODA TAN MARAVILLOSA!!!

    ResponderEliminar
  2. muito bom ouvir musica mexicana e outras tradições, obrigado senhor.

    ResponderEliminar